sábado, 4 de octubre de 2014

Aviso.

Cuidado amigo si te vas a enamorar,
te lo advierto desde las entrañas.
No.
Alerta ante la flecha de Cupido,
no te vaya a atrapar ya que su juramento es una patraña, mentira.
Es mentira. Lo digo yo. Te lo digo a ti.
Bien por tu corazón, bien por tu soñar,
cuidado con a quién le dejas todo.
La vida es traicionera, tampoco te enamores de ella.
La ponzoña de ese veneno es corrosiva, latente.
Tus sentidos te lo agradecerán,
pero tu cabeza no, ella es sabia y tú, tú no le harás advertencia. Todos sucumben.
Punta de flecha envenenada con toda la intención del sufrimiento y alegría, a saber, suya.
Una vez hayas caído,
no digas que no te avisé, que no te advertí.
Seguirás siendo escoria de tu corazón,
y no de tu razón, no de tu cabeza.
-El dulce néctar de lo prohibido- se dijo una vez, y sí,
por mucho que te avise te enamorarás,
porque es bello,
bonito,
dañino,
pero sobre todo es un sueño tuyo que nadie te quitará,
el más bonito.
Avisado quedas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario