viernes, 3 de octubre de 2014

Soneto I.


En este parque me he enamorado,
he sentido y blasfemado vilmente,
estando encerrado por claramente:
enviarte un beso muy mal formado.

Obviamente debí haberlo pensado,
ya que me aventuré valientemente,
me viste llegar como un demente,
un demente más bien asustado.

¡Debí de darme prisa en hacerlo,
asustada, serviste tu derecho,
de mandarme más allá del estraperlo!

¡Y yo aquí me hallo con todo hecho,
con mi beso, dado que aún puedo verlo,
mi corazón saliéndose del pecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario