miércoles, 8 de octubre de 2014

Soneto II.

Sien abierta y podrida cabeza,
vestido de antigua vestidura.
Tambaleando y rojo de cerveza,
borrachera viva y que perdura.

Tratado desde la pura certeza,
tratado desde la herida pura,
vestido de antigua vestidura,
vestido de deslumbrante belleza.

De lado a lado me mantengo en pie
y sin tropezar ni caerme al suelo,
trabalenguas recito en pesadumbre

que yo escribí y que yo olvidé.
Sangre vertida, manchado mi pelo,
vestido de antigua podredumbre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario