jueves, 22 de enero de 2015

Foto hecha a contraluz.

Mirando fijamente, sin ver su mirada.
Su luz vislumbra mis hombros victoriosos.
Ganador de la guerra iluminada. Nada.
Ceguera improvisada bajo la lente eterna.
Silueta abstracta enamorada y lenta.
Vista agudizada y temor del que ignora
tabaleando imágenes en la memoria.

Visión que engaña y distorsiona,
que cambia la guadaña por luna creciente.
Visión engañada y memoria que abandona.
Con la luz a mi espalda veo un camino
pero ellos no ven al penitente;
ven la silueta amenazante
y rehuyen el amor del desconocido.

Camino de espaldas o hacia tu morada.
Crees que es acero o luna quebrada.
No lo sabes porque no ves mi mirada,
ni yo lo sé porque no sé nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario