domingo, 18 de octubre de 2015

Agonías y Maravillas. Parte 8.

Siento deseos del brillo de ese amor gaseoso e intangible pero que está ahí. El corazón en un puño. Los ojos frente al filo del folio, a punto de tocarse para que ambos sangren letras recordando así que ambos pueden sangrar. Penas que guardan cada falange y jaulas para aquellas fobias de aquellos que escriben. Efímera pluma que gotea pasado, recuerdos y canciones que es mejor no escuchar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario